Tablero europeo de innovación

Análisis de la Fundación Cotec sobre el informe European Innovation Scoreboard 2021

El European Innovation Scoreboard (EIS), de periodicidad anual, ofrece una evaluación comparativa de los resultados de la investigación y la innovación en los países de la UE y en otros países líderes en innovación. Permite a los responsables políticos evaluar los puntos fuertes y débiles relativos de los sistemas nacionales de investigación e innovación y hacer un seguimiento de los avances e identificar las áreas prioritarias para impulsar el rendimiento de la innovación. Este año, además, se ha publicado el Regional Innovation Socredboard 2021, que permite ordenar un total de 240 regiones europeas en función de su intensidad innovadora. Estos datos son de caracter bianual.

El EIS abarca los estados miembros de la UE, así como Islandia, Israel, Montenegro, Macedonia del Norte, Noruega, Serbia, Suiza, Turquía, Ucrania y el Reino Unido. En un número más limitado de indicadores disponibles a nivel mundial, el EIS compara a la UE con Australia, Brasil, Canadá, China, India, Japón, la Federación Rusa, Sudáfrica, Corea del Sur y los Estados Unidos.

Autores:

España ocupa el puesto 16 de 27 en el tablero de innovación de la Unión Europea, dos más abajo que un año antes, según recoge el European Innovation Scoreboard 2021, publicado ayer por la Comisión Europea. España no consigue avanzar en la convergencia con la UE-27 (en 2021 se sitúa en torno al 85% de la media europea, igual que en 2020) y repite su puntuación en el índice sintético europeo, viéndose adelantada por Eslovenia, Italia y Malta, que mejoran su puntuación, y superando a Portugal, que la empeora.

Con este resultado España se mantiene dentro del tercer escalón europeo, entre los países considerados moderados por su nivel de innovación, y un año más se queda sin ascender a la siguiente categoría, la de innovador fuerte. La posición de España no se corresponde con el potencial económico del país, de hecho hay cuatro países con menor renta per cápita (Chipre, Estonia, Eslovenia y Malta) que obtienen una mayor puntuación en el tablero por su esfuerzo en innovación.

 

El European Innovation Scoreboard sufre algunos cambios metodológicos, por lo que la comparación con años anteriores no es totalmente homogénea. En este sentido, si en 2020 se componía de 27 indicadores, clasificados en 10 grupos, en 2021 se compone de un número mayor de indicadores (32), clasificados en 12 grupos. Básicamente los cambios metodológicos obedecen a la voluntad de la Comisión Europea de incorporar en el índice dos prioridades básicas de la política económica europea: la transición digital y la transición verde.

TRES VALORES POR ENCIMA DE LA MEDIA EUROPEA

España solo se sitúa por encima de la media comunitaria en 3 de los 12 grupos de indicadores que componen el índice. La mejor posición relativa española se da en el bloque de digitalización (puesto 5 de 27). También supera la media comunitaria en capital humano y sostenibilidad ambiental

La peor posición relativa se da en el bloque de innovación en pymes (puesto 24 de 27). Por debajo de la media aparece asimismo en los bloques de empleo en innovación, inversión empresarial, financiación y apoyo, productos y exportaciones, protección de la innovación, colaboración empresarial en el sistema, sistema de investigación atractivo y uso de TIC.

En cuanto a los 32 indicadores que componen el índice, España se encuentra por encima de la media europea en 10 de ellos, en la media europea en uno y por debajo de la media europea en los 21 restantes. 

Los tres indicadores del EIS en los que España puntúa especialmente por encima de la media europea son graduados de doctorado (65% por encima de la media), productividad de los recursos naturales (59% por encima) y población con educación terciaria (46% por encima). En el extremo opuesto, los tres indicadores en los que España recibe peor puntuación son pymes que realizan innovaciones de proceso (68% por debajo de la media), pymes innovadoras de producto (71% por debajo) y exportaciones de servicios intensivos en conocimiento (72% por debajo).

 
ANÁLISIS POR REGIONES

La Comisión Europea también publicó ayer el Regional Innovation Scoreaboard 2021, que permite ordenar un total de 240 regiones europeas en cuatro categorías (líderes, fuertes, moderadas o emergentes/modestas), en función de su intensidad innovadora. Esta publicación tiene carácter bianual, con lo que es posible analizar la evolución de las comunidades autónomas españolas en relación con 2019.

En este sentido, dos territorios han mejorado especialmente en los dos últimos años hasta entrar en el Top 100 de regiones europeas. Se trata de País Vasco, que pasa de la posición 132 en 2019 a la 93 en 2021, y Madrid, que pasa de la posición 149 a la 100. Estas dos comunidades autónomas son las únicas que España consigue situar por encima del promedio europeo, pasando de innovadoras moderadas a innovadoras fuertes. Por el contrario, otras dos regiones españolas, Andalucía, y Baleares, han perdido en el mismo periodo una categoría, pasando de moderadas en 2019 a emergentes/modestas en 2021.

El resto de las comunidades autónomas mantienen la misma categoría que tenían en 2019. Diez regiones siguen siendo innovadoras moderadas (Aragón, Asturias, Cantabria, Castilla y León, Cataluña, Comunidad Valenciana, Galicia, La Rioja, Navarra, y Región de Murcia) y las tres restantes se mantienen como innovadoras modestas (Canarias, Castilla-la-Mancha y Extremadura). Las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla también permanecen como innovadoras modestas.

En cuanto a su posición concreta en el tablero europeo de regiones, toda las comunidades autónomas salvo Canarias ganan posiciones en 2021. En cuanto a las ciudades autónomas, Ceúta mejora y melilla emperora.

 

DIFERENCIAS EN LA  METODOLOGÍA DEL EIS Y EL RIS

El EIS y el Regional Innovation Scoreboard (RIS) aunque tratan de medir la misma cuestión, lo hacen con herramientas no idénticas, puesto que la disponibilidad de datos a nivel nacional es superior a la que existe a nivel regional. Mientras que el RIS se compone de 21 indicadores, el EIS incluye 32 indicadores (11 más).

En el último año tanto el EIS como el RIS experimentan cambios metodológicos que obedecen a la voluntad de la Comisión Europea de integrar en mayor medida sus prioridades de política económica (la transición digital y la transición verde). En concreto, en 2021 el EIS suma 8 indicadores nuevos y prescinde de 4; mientras que el RIS incorpora 4 indicadores nuevos, y mantiene los 17 que ya lo componían.
 
Los cambios metodológicos hacen que las comparaciones en el tiempo no sean homogéneas, tal y como advierte la propia Comisión Europea. Por lo tanto, las variaciones de las posiciones de los países en el EIS entre 2020 y 2021 obedecen a una combinación de dos elementos. Por un lado, las variaciones en las puntuaciones en los indicadores que ya existían, y por otro la incorporación de indicadores nuevos. Lo mismo ocurre en las variaciones entre los resultados de las regiones europeas en el RIS entre 2019 y 2021.

Sin embargo, la coherencia entre el European Innovation Scoreaboard (EIS) y el Regional Innovation Scoreaboard (RIS) existe y se sigue manteniendo. Por ejemplo, España está por debajo de la media europea en el EIS en 2021, mientras que tan sólo 2 comunidades autónomas españoles (País Vasco y Madrid) están por encima de la media europea en el EIS en el mismo año.


 

Tu búsqueda no ha obtenido ningún resultado.